Entorno

Torrevieja

Torrevieja es una ciudad y municipio costero de la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana, España. Situado en el sur de la provincia, dentro de la comarca de la Vega Baja del Segura,

Se encuentra situada en un paraje de alto valor paisajístico y ecológico a orillas del Mediterráneo y junto a las lagunas de La Mata y Torrevieja. Con 106.839 habitantes datos que nos proporciona el propio ayuntamiento, es la quinta ciudad en número de habitantes de la Comunidad Valenciana, y la tercera de la provincia de Alicante, solo superada por Alicante y Elche. 

El sur de la Costa Blanca constituye, uno de los destinos con mayor proyección dentro del sector turístico levantino. A la tradicional y consolidada oferta de sol y playa, hay que sumar otro cúmulo de factores menos conocidos su entorno de lagunas y humedales, su patrimonio etnológico y arqueológico, su oferta de instalaciones deportiva, sus infinitas posibilidades hosteleras, gastronómicas, lúdicas... son motivos suficientes para venir a conocernos.

Todos y cada uno de los municipios que conforman el sur de la Costa Blanca Torrevieja, Orihuela, Pilar de la Horadada o Guardamar del Segura poseen cualidades propias que los individualizan y definen de manera singular.

No obstante, el denominador común de todos ellos sigue siendo, el magnífico litoral mediterráneo que albergan, generando unas playas inigualables y de una calidad extraordinaria. Playas accesibles de arena fina y agua de calidad y limpia, con todas las prestaciones deseables, impresionantes formaciones rocosas, dunas y frondosos pinares... naturaleza y servicios en perfecta sintonía y armonía.

También es de destacar el elevado valor paisajístico de los cuantiosos humedales que circundan el litoral y que componen una de las zonas con mayor número de parajes naturales de la Comunidad Valenciana. El humedal de lo Hondo, la Laguna salada de Torrevieja y la laguna de la Mata, las salinas de Santa Pola, el humedal de Lo Monte,... Reconocidos son estos enclaves como paso obligatorio de aves migratorias (charranes, flamencos, garzas, gaviotas, ….) y por suponer refugio indiscutible de la flora autóctona. Constituye esta franja de la Costa Blanca un destino perfecto para los amantes de un turismo rural diferente.

Etnología y tradición, todavía son reconocibles aquí. Resulta muy gratificante para el turista poder participar de los inagotables festejos vecinales en las calles, bien se trate de verbenas estivales o de fiestas patronales, todas ellas impregnadas de simbología y usos centenarios, de pólvora, marchas moras o cantos corales.

Por lo que se refiere a la grandeza monumental e histórica, todas y cada una de las civilizaciones que han colonizado el mediterráneo han dejado aquí su más relevante y marcada huella en Pilar de la Horadada, Orihuela, Guardamar del Segura, Torrevieja... Numerosos edificios civiles y religiosos, restos arqueológicos y construcciones de toda índole incitan al visitante a descubrir nuestro maravilloso pasado.

Los apasionados del deporte también tienen un rincón privilegiado donde practicar su hobby favorito flyboard, jet ski, navegación a vela... o donde iniciarse en cualquiera de las posibilidades que la zona ofrece. Deportes náuticos (con los mejores puertos como el de Torrevieja, Guardamar del Segura, Cabo Roig, Campoamor o la Torre de la Horadada con las más modernas instalaciones), golf (con una multitud de campos, muy bien diseñados, de exigente recorrido como La Finca, las Colinas Golf, Las Ramblas Golf, Lo Romero,...), ciclismo, equitación, senderismo, buceo, submarinismo, (con rutas definidas de marcado valor paisajístico).

El clima del sur de la Costa Blanca invita, además, a la práctica de cualquiera de estos deportes durante todo el año sin estrés ni aglomeraciones.

Y como no la gastronomía, en la que tanto los hoteles como los restaurantes cuidan su restauración con esmero porque la consideran parte esencial de la estancia de sus clientes. De este modo, no es difícil encontrar en las cartas y menús de cada establecimiento arroces marineros, pescados y mariscos, hortalizas, frutas, verduras de la Vega Baja así como postres tradicionales; cocina de arraigo que también sabe actualizarse con recetas innovadoras y sorprendentes.